El próximo 9 de julio a las 8:30pm en los tribunales de Siquirres se celebrará el juicio de Carlos Arguedas Mora, acusado por la piñera Hacienda Ojo de Agua por supuesta difamación, al asegurar el ambientalista que dicha compañía “contamina el agua y sigue sembrando piña a 50 metros de la naciente”.

En las últimas décadas el sindicalista y ambientalista Carlos Arguedas, ha dado una lucha importante por denunciar ante el daño ambiental y mejorar la salud y condiciones laborales en el Caribe, lo que le ha significado enfrentar varios juicios.

La demanda interpuesta busca 10 millones de colones como reparación por las declaraciones dadas por el señor Arguedas en el Consejo Municipal de Siquirres en febrero del 2009. Ese día un grupo de vecinos estaban solicitando concretar una moratoria a la siembra de piña en el cantón de Siquirres por la emergencia desatada por la contaminación con agrotóxicos desde el 2007 que tiene a 6000 mil personas afectadas.

Para Carlos Arguedas esta acción legal “no es más que la intención de la empresa Hacienda Ojo de Agua de salir librada de un daño tan grave que ha hecho a la comunidad.

La siembra de piña en esta zona se realizó sin un estudio de impacto ambiental  y desde el inicio alertó el AyA alerto sobre la posible contaminación de las fuentes por las cercanías de las plantaciones a éstas.

En el 2003 el Instituto Regional de Estudios de Sustancias Tóxicas  de la Universidad Nacional (IRET) evidenció la presencia del toxico bromacil en las aguas superficiales. Pero es hasta julio del 2007 que se empieza a suministrar el agua en camiones cisterna. Esta contaminación del agua nos está costado según AyA, unos 15 millones al mes (350 millones en un año) para sufragar los gastos por dispensar agua en cisternas y un deterioro aun desconocido en la Salud de los habitantes

Esta compañía está acusada penalmente en la Fiscalía de Siquirres por contaminación agravada, tiene expediente además en el tribunal Ambiental Administrativo y su caso fue investigado por la Comisión Legislativa, quien asegura “mediante fotografías de la zona en donde se ubican ambas empresas (Ojo de Agua y FRUTEX) se modificó los cauces naturales de los ríos y existe una desprotección de las nacientes de las quebradas, lo que representa un delito grave.”

La  Sala Cuarta en el 2009 ordenó poner fin a la contaminación de las fuentes de agua potable que realizan empresas piñeras y ordena “a la empresa Ojo de Agua S.A los retiros que legalmente corresponde e inclusive, de ser necesarios, prohibirle absolutamente el uso de agroquímicos contaminantes en su plantación y hasta ordenar el cierre inmediato de esta, si la empresa incumpliere de cualquier forma las órdenes e instrucciones que se le dieren”.

Además, el estudio hidrológico del AyA concluye que “De acuerdo con los resultados obtenidos en el cálculo de las áreas de protección para las nacientes de El Cairo y Milano, la presencia de bromacil en las muestras de agua tomadas en estas fuentes se debe a que en una zona cercana a las nacientes se ha aplicado este producto, y su llegada al acuífero puede haberse dado por transporte superficial, subsuperficial o una mezcla de ambos.”

Informes con Carlos Arguedas Tel. 2768-88-45 o en http://altoalacriminalizacion.blogspot.com/

Fuentes:

Fiscalía de Siquirres expediente 07-201176-0486-PE (1391-1-2007)
Tribunal Ambiental Administrativo Expediente 120-08-03-TAA
Vulnerabilidad de las aguas subterráneas a la contaminación por plaguicidas en Costa Rica (IRET- UNA),2005
Estudio Hidrogeológico para la Caracterización y Delimitación de las Zonas de Recarga de las Fuentes Milano y El Cairo”, AyA y Hidrogeotecnia LTDA, Junio 2009
Asamblea Legislativa. Comisión Permanente Especial de Ambiente, 2007
Voto 2009-9040 Sala Constitucional del 29-5-09

Prosokioc